Por Fredy de León |

En el Tribunal de Sentencia Penal y Delitos contra el Ambiente de Sololá se dictó sentencia condenatoria, de seis años en prisión, a Elsa Ramírez Carreto, de 39 años, originaria de Palestina de Los Altos, Quetzaltenango.

Ramírez Carreto fue hallada culpable de cometer el delito de extorsión y la víctima era una mujer del departamento de Sololá.

El juez basó su sentencia en las pruebas presentadas por el Ministerio Público (MP), en específico, documentales, donde se consta los depósitos hechos y llamadas que la condenada hacía para intimidar a una trabajadora del Programa Nacional de Resarcimiento.

Las llamadas intimidatorias fueron hechas por un hombre, según la investigación, mientras que dos mujeres recibieron el depósito que la víctima hizo, en enero de 2018, entre ellas, la condenada.

La víctima recibió amenazas donde le decían que la agrederían e incluso la asesinarían sino pagaba, además recibió atención psicológica luego de los hechos. Luego de presentar la denuncia, recibió apoyo y asistencia de investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC).

Los hechos fueron en enero del año pasado y como fundamento se escucharon los testimonios de la víctima, familiares, amigos y compañeros de trabajo, estos últimos detallaron cómo la agraviada recibió las llamadas a su teléfono celular e incluso al teléfono de la institución para la cual trabajaba.