En El Paso, Texas, se siguen de cerca los reportes de las personas que hayan podido tener contacto con el coronavirus del otro lado de la frontera con México. Allí, solo cruzando un puente, está Ciudad Juárez, y el paso de personas hacia un lado o el otro es constante.

La situación ha llevado a que se establezca un sistema de colaboración sanitaria binacional entre las autoridades estadounidenses y mexicanas.

Fernando González, epidemiólogo en jefe del Departamento de Salud Pública de El Paso, dijo a la Voz de América que debido al temor de que el coronavirus se propague a lo largo de la frontera, se han puesto en marcha sistemas muy sensibles de vigilancia epidemiológica.

“Estos son contar con una línea directa para proveedores de servicios de salud las 24 horas 7 días a la semana”, explicó González.

“Asimismo tenemos establecido de notificación electrónica, igual 24/7, donde los proveedores se registran, envían su información sobre la persona sospechosa y nos llega inmediatamente por vía electrónica».

“Es una campaña intensa para proveedores de servicios de salud”, dijo el especialista.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que estaba pensando en la posibilidad de cerrar la frontera entre México y Estados Unidos después de que se confirmaron varios casos de Coronavirus en territorio mexicano.

Esto preocupa a los residentes de Ciudad Juárez y El Paso que cruzan el puente diariamente, y a comerciantes que se ganan la vida vendiendo sus productos en la frontera.

Ignacio Cruz, un vendedor ambulante en el puente dijo a la VOA que un cierre de la frontera perjudica a todos.

“A nosotros, porque somos comerciantes, dependemos de la gente que va a los trabajos” del puente.

Irma Maldonado, quien cruza diariamente la frontera, expresó que “aunque cierren la frontera, va a llegar el virus dondequiera”.

La música en el Puente internacional del Paso Norte podría dejar de escucharse.

Hasta el momento no existe ningún plan que se haya dado a conocer que lleve al cierre de los cruces migratorios. Mientras tanto, explicó el epidemiólogo Gonzáles, se implementa un grupo de trabajo conjunto de El Paso con el estado de Nuevo México, así como Chihuahua en México, para enfrentar este reto sanitario.

“Colaboración binacional, internacional y de los tres estados. Mantenemos esto como prioritario, siempre informados, siempre comunicándonos, sabiendo qué está pasando al otro lado de la frontera”, agregó.

Con información de La Voz de América