Con información de Henry Popá.

Quetzaltenango. Auditoría Interna de la municipalidad, revela que no se cuenta con detalle sobre la cantidad de vendedores y puestos que hay en cada mercado de la ciudad. Recomiendan a la comuna que se realice un catastro para además definir quienes son los titulares de los puestos.

Además detallan que a algunos vendedores les cobran cada dos días y no diario como establece el reglamento. Hay vendedores que se ubican fuera de sus puestos en lugares no autorizados. Los administradores de mercados utilizan un libro para controlar ventas informales.

Estos libros no están autorizados y de ellos no se presenta ningún informe a la comuna.

Auditoria Interna agrega que hay 459 puestos que cuentan con pagos pendientes, esto representa más Q.4 millones 400 mil, que no ingresan a la Municipalidad de Quetzaltenango.