Hubo un cambio notable en el panorama político de Estados Unidos esta semana. El presidente Donald Trump finalmente salió de la batalla por el juicio político con el aumento del número de encuestas a su favor, mientras que la carrera presidencial del Partido Demócrata estaba en desorden por un importante fracaso electoral en Iowa.

De repente, las perspectivas de reelección de Trump parecen más favorables que en cualquier momento durante su presidencia.

En la Casa Blanca, una vuelta de victoria para el presidente Donald Trump ante una multitud entusiasta.

«Y me llevaron a las etapas finales de juicio político. Pero ahora tenemos esa hermosa palabra. Nunca pensé que una palabra sonaría tan bien. Se llama absolución total. Absolución total».

Trump estaba de humor de celebración después de ser absuelto en el juicio político del Senado presidido por el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts.

«Por lo tanto, se ordena y se juzga que Donald John Trump sea absuelto y por la presente se lo absuelve de los cargos en dichos artículos (de juicio político)», dijo Roberts.

Todos los demócratas del Senado y un republicano, Mitt Romney, votaron para condenar a Trump.

«No puedes estar del lado de este presidente y estar del lado de la verdad. Y si queremos sobrevivir como nación, debemos elegir la verdad», dijo el senador demócrata por Nueva York Chuck Schumer.

En su discurso sobre el estado de la Unión, el presidente reunió a sus seguidores con la vista puesta en su campaña de reelección para noviembre.

«Los enemigos de Estados Unidos están huyendo. Las fortunas de Estados Unidos están en aumento y el futuro de Estados Unidos está brillando intensamente. Los años de decadencia económica han terminado», señaló Trump.

En el corto plazo, la absolución de Trump podría ser un impulso político, dice el historiador presidencial Allan Lichtman de American University.

«Creo que ayudará a motivar a la base de Trump, sin duda. Ellos aceptarán su argumento de que esta fue una cacería de brujas partidista diseñada para derrocar a su presidente».

A medida que la campaña presidencial de 2020 se pone en marcha, Trump debería beneficiarse de la fuerte economía de EE.UU. dice John Fortier del Bipartisan Policy Center.

«Apunta a una carrera cerrada en este punto. El presidente aún tendrá que aumentar un poco sus números (de aprobación) para ser competitivo. Pero no está tan lejos de eso y tiene otras fortalezas».

El resultado del juicio político es un revés para los demócratas en el corto plazo, pero es probable que aumente la participación electoral en noviembre, dice Allan Lichtman.

«Así que creo que los demócratas, si acaso, se enojarán, se entusiasmarán y estarán listos para decir, ‘está bien, usted dijo que el remedio fue la elección, vamos a aplicar ese remedio y deshacernos de Donald Trump».

Después de meses de disputas políticas sobre el juicio político, el país puede querer seguir adelante. Pero la polarización política que se exhibió en el Estado de la Unión continúa, señala Jim Kessler.

«Creo que lo que aprendimos de esto es que tenemos una nación dividida, tenemos un presidente divisivo, tenemos medios divididos y la gente lo verá a través de esos lentes».

Trump se atribuye la victoria después de su juicio político. Pero se enfrenta a otro juicio de los votantes en noviembre.

Con información de Jim Malone / La Voz de América