Por Shirlie Rodríguez |

En la Sala Quinta de Apelaciones del Ramo Penal de Quetzaltenango se conoció el proceso de solicitud de antejuicio en contra del alcalde de San Miguel Siguilá, Santos Escobar, pero después de la pesquisa, magistrados determinaron dar sin lugar este recurso.

El proceso fue después que un grupo de vecinos del municipio se presentaron a denunciar ante el Ministerio Público (MP) al alcalde Escobar, porque ellos estaban reunidos, junto con los Cocode y demás población, frente a la comuna de San Miguel Sigüilá.

Los pobladores fueron notificados de que el jefe edil tenía planificado desarrollar intimidaciones y persecusiones contra las personas que estaban en el lugar, porque estaban manifestando por inconformidad de su gestión municipal y exigían su renuncia.

Después de la denuncia, se designó a un juez del Tribunal de Femicidio de Quetzaltenango para que iniciara el proceso de pesquisa y escuchar a las partes involucradas en el proceso. Despúes se trasladó el informe a los magistrados de la Sala Quinta, quienes indicaron que no se tuvieron los medios de prueba necesarios y suficientes para dar con lugar el antejuicio.