¿Confirmará el Senado a la nominada a la Corte Suprema antes de las elecciones?

Sep 28, 2020 | Actualidad, Internacionales, Noticias | 0 Comentarios

Los legisladores estadounidenses ya han luchado durante un año político tumultuoso en el Capitolio, que ha incluido un juicio político en el Senado, una pandemia y el paquete de ayuda más grande en la historia de Estados Unidos.

Con la nominación de la jueza Amy Coney Barrett por el presidente Donald Trump el sábado para llenar la vacante dejada por la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg, los legisladores ahora enfrentan una batalla histórica por la confirmación apenas unas semanas antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Una votación en el Senado no solo cimentaría una mayoría conservadora de 6-3 en la corte, sino que probablemente también galvanizaría a los votantes de ambos partidos, muchos de los cuales participarán en la votación anticipada a medida que avanza el proceso de confirmación. El presidente del Comisión Judicial del Senado, Lindsey Graham, dijo el sábado que las audiencias comenzarían el lunes 12 de octubre.

La nominación a la Corte Suprema podría ser un impulso para el presidente Donald Trump, quien actualmente está rezagado con respecto al candidato presidencial demócrata Joe Biden en las encuestas en la mayoría de los estados clave.

Trump ha hecho que el nombramiento de jueces conservadores que podrían revocar decisiones clave sobre el derecho al aborto y el matrimonio homosexual sea una pieza central de su atractivo para los votantes. En 2016, una cuarta parte de los votantes que respaldaron a Trump dijeron que la capacidad de un presidente para nominar jueces de la Corte Suprema era un factor importante en su voto.

“El presidente Donald Trump hizo campaña en 2016 y está haciendo campaña nuevamente con la promesa de nombrar jueces en los tribunales federales y jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos que sean textualistas y originalistas que interpreten la ley en función de lo que dice, en lugar de en base a lo que dicen desearían que dijera”, dijo el domingo el senador republicano Mike Lee en This Week de ABC.

Pero la nominación también movilizará a los votantes demócratas que dicen que la voluntad de los republicanos de seguir adelante con la confirmación tan cerca de las elecciones revela su hipocresía.

En 2016, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, no quiso considerar al candidato del presidente Barack Obama, el juez Merrick Garland, diciendo: «Todo lo que estamos haciendo es seguir la larga tradición de no cumplir con una nominación en medio de un año presidencial».

McConnell dijo a Fox News el viernes que no había nada inapropiado en que el nominado del presidente Trump recibiera una audiencia de confirmación en esta temporada electoral porque los republicanos tienen el control del Senado.

En las últimas décadas, a los nominados a la Corte Suprema les ha llevado un promedio de 67 días pasar de la nominación a la confirmación. Cuando las audiencias para Barrett comiencen el 12 de octubre, el día de las elecciones estará a solo 23 días. Los demócratas del Congreso han criticado a Trump y a los republicanos del Senado por acelerar el cronograma de confirmación antes de las elecciones.

“Sin duda, es legítimo para él hacer una nominación. También sabemos que está claro en el récord del Senado que entre julio y noviembre de un año de elecciones presidenciales, nunca ha habido una confirmación de un juez de la Corte Suprema de Estados Unidos. Nunca, ninguno de los partidos, nunca sucedió”, dijo la senadora demócrata Debbie Stabenow a Fox News el domingo.

Un estudio del centro de estudios políticos Brookings Institution sobre las confirmaciones de la Corte Suprema en la era posterior a la Guerra Civil muestra que hasta 2016, todas las vacantes en los años electorales se cubrían con confirmaciones o nombramientos de receso.

El senador republicano Roy Blunt dijo a «Meet the Press» de NBC el domingo que no había ninguna contradicción en el Comité Judicial del Senado liderado por los republicanos considerando que el candidato de Trump está tan cerca de una elección.

“Quince veces en la historia del país en que ha habido un juez (…) una vacante en un año electoral, y cuando el presidente y el Senado están de acuerdo políticamente, casi siempre se cumplen las dos obligaciones. Y si no lo estaban, casi nunca lo hicieron”, dijo Blunt.

Según el portal de encuestas Five Thirty-Eight, el 52 por ciento de los estadounidenses dice que la vacante debería ser ocupada por el ganador de las elecciones presidenciales.

Pero Trump también ha vinculado explícitamente la nominación a la Corte Suprema a los resultados de las elecciones, sugiriendo que un noveno juez deberá sentarse a tiempo para decidir conflictos en las votaciones.

«Creo que esto terminará en la Corte Suprema», dijo Trump sobre las elecciones la semana pasada. “Y creo que es muy importante que tengamos nueve jueces. Es mejor si se da antes de las elecciones, porque creo que esta estafa que están haciendo los demócratas, es una estafa, la estafa será ante la Corte Suprema de Estados Unidos. Y creo que tener una situación de 4-4 no es una buena situación».

Sobre la base de los comentarios de Trump, el líder de la minoría del Senado, Dick Durbin, dijo que sería una buena idea que Barrett se recusase de cualquier caso relacionado con las elecciones si es confirmada.

«Evidenciaría el hecho de que ella quiere ser justa al abordar esto», dijo Durbin en el programa de ABC, This Week.  «¿Por qué? Porque este presidente ha sido franco y escandaloso al pensar que no aceptaría el veredicto de la elección y que dejaría en claro que está llenando esta vacante en la Corte Suprema para asegurarse de que se inclina si hay alguna contienda electoral. Eso es un ultraje. Ningún presidente ha dicho eso en la historia de nuestra nación”.

McConnell parece haber obtenido suficientes votos para confirmar a Barrett a pesar de que las senadoras republicanas Susan Collins y Lisa Murkowski ya han dicho que no votarían por un candidato a la Corte Suprema antes de las elecciones.

Los demócratas del Congreso tienen pocas opciones para detener el proceso de confirmación. Pero ya han utilizado la nominación para resaltar temas clave en las próximas elecciones, incluida una advertencia de que Barrett podría ayudar a revocar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, más conocida como Obamacare.

La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sugirió que Trump está apresurando la nominación no solo para nombrar a Barrett antes del día de las elecciones, sino para asegurarse de que esté en el lugar cuando se espera que la Corte Suprema escuche un caso sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio el 10 de noviembre.

«Es lamentable que el presidente sea tan irrespetuoso y se apresure a hacerlo», dijo Pelosi al programa State of the Union de CNN el domingo. “Pero no obstante, eso es lo que es, ese voto, el antídoto para lo que sea que haga es votar, votar, votar, votar por una atención asequible. Vote por su condición preexistente. Vote por su seguridad. Vote por su salud”.

La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sugirió que Trump está apresurando la nominación no solo para nombrar a Barrett antes del día de las elecciones, sino para asegurarse de que esté en el lugar cuando se espera que la Corte Suprema escuche un caso sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio el 10 de noviembre.

«Es lamentable que el presidente sea tan irrespetuoso y se apresure a hacerlo», dijo Pelosi al programa State of the Union de CNN el domingo. “Pero no obstante, eso es lo que es, ese voto, el antídoto para lo que sea que haga es votar, votar, votar, votar por una atención asequible. Vote por su condición preexistente. Vote por su seguridad. Vote por su salud”.

El segundo líder  de la minoría en el Senado, el senador Durbin reconoció el domingo que los demócratas no tienen una «solución milagrosa» para frenar el debate sobre Barrett.

«Podemos retrasarlo quizás en cuestión de horas, tal vez días como máximo, pero no podemos detener el resultado», dijo Durbin al programa This Week, de ABC. “Ha habido dos republicanos que ya se han pronunciado, las senadoras Murkowski y Collins, que dijeron que no apoyarán este procedimiento antes de las elecciones. Si otros dos deciden durante el curso del debate ponerse de pie y tomar la misma posición. Entonces podríamos tener un momento diferente, quizás un resultado diferente».

Graham le dijo a Fox News que esperaba que la nominación fuera autorizada por el Comité Judicial del Senado para el 26 de octubre, dándole a McConnell la oportunidad de programar una votación completa en el pleno del Senado pocos días antes de las elecciones.

Con información de Katherine Gypson / La Voz de América / Foto Twitter

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *