Vía Fredy de León.

Sololá. Primer florecimiento del año, de la cianobacteria en las aguas del lago Atitlán. El descenso de temperaturas y el aumento en la intensidad de los rayos del sol, han favorecido tal situación.

Durante el 2018 se dio una aparición en el lado Sur del lago que las autoridades no catalogaron como florecimiento, pero este día 4 varios vecinos reportaron grandes cantidades de filamentos verdosos en las aguas del lago, en el mismo sector.

Ante este y otros acontecimientos, algunos científicos residentes que llevan años de trabajar en la cuenca del lago, como Juan Skinner, tienen sus propias teorías e hipótesis.

Skinner resalta tres amenazas para el lago que son; especies exóticas de peces introducidas, la extracción de agua y el uso de agroquímicos.

Mientras tanto las autoridades y algunas organizaciones han propuesto la implementación de un mega colector que captaría las aguas residuales que bajan al lago, un proyecto rechazado por varios sectores y que según la expertas no es viable.

Mientras tanto los vecinos ven con preocupación la situación del lago. Ante los reportes de hoy se está a la espera de algún pronunciamiento de las autoridades responsables.

A %d blogueros les gusta esto: