El Grupo de Lima, una de las iniciativas diplomáticas que buscan una salida a la crisis en Venezuela, respaldó la designación de Julio Borges como comisionado presidencial del gobierno encargado para las Relaciones Exteriores.

El nombramiento fue dado a conocer el miércoles por el presidente encargado Juan Guaidó, quien además nombró comisionados presidenciales para el área económica y de derechos humanos. Busca poner «presión» para la salida del gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

El Grupo de Lima lo integran Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú.

«(Los países del Grupo de Lima) consideran que esta decisión redundará en un incremento del apoyo internacional favorable al cese de la usurpación e inicio de una transición pacífica hacia la democracia en Venezuela», indicó el comunicado.

Borges se ha desempeñado como embajador del Grupo de Lima. Los países miembros de la iniciativa, reconocen en el comunicado «el trabajo que ha venido realizando como demócrata venezolano, en pro del restablecimiento de la democracia en Venezuela».

A su vez, ratificaron el apoyo a las decisiones de Guaidó «en la búsqueda de una salida a la grave crisis económica, política y social que vive Venezuela y renuevan su compromiso de apoyar a los venezolanos en la recuperación de la democracia y la vigencia de las libertades y garantías fundamentales en el hermano país».

Con información de La Voz de América