De acuerdo a Provea, Organización No Gubernamental que vela por los Derechos Humanos en Venezuela, indígenas pemones ubicados en el municipio Gran Sabana en el sureño estado Bolívar, denunciaron que bandas armadas se han trasladado a sus territorios para apropiarse de zonas mineras y que el viernes uno de esos grupos ingresó disparando en una de sus comunidades.

Humberto Prado, Comisionado para los Derechos Humanos y Atención a las Víctimas del gobierno interino, rechazó la masacre y además de exigir “respeto y protección” para los indígenas, insistió en que los hechos deben ser investigados por la Comisión de Determinación de Hechos recientemente creada por la ONU, pues según dijo, la falta de independencia de poderes en Venezuela no garantiza credibilidad de resultados.

De momento el Ministerio Público del gobierno en disputa no ha emitido pronunciamiento formal en torno a este caso.

Por su parte, el presidente interino Juan Guaidó nuevamente convocó a los miembros de la Fuerza Armada Nacional a hacer frente a los grupos irregulares.

“Están masacrando a nuestros ancestros, a nuestros aborígenes y hay que defenderlos, hay que ejercer soberanía, hay que repeler de una vez por toda a los irregulares, a la guerrilla y no es pidiendo por favor como hicieron hace un anno, es como sea necesario, si hay que repeler al ELN a plomo, a la guerrilla a los paramilitares, que sea como sea, o es que vamos a permitir que el ELN que se roba nuestro oro además masacre a nuestros indígenas”, dijo Guadió.

Guaidó llamó nuevamente a los venezolanos a protestar en las calles de todo el país hoy lunes al medio día y aseguró que, si otros países quieren ayudar pueden hacerlo pero en ese sentido y destacó la necesidad de que encuentren a los ciudadanos protestando en la calles de forma sostenida.

Con información de Carolina Alcalde / La Voz de América