Con información de Henry Popá.

Quetzaltenango. La Dirección de Abastos y Mercados de la Municipalidad de Quetzaltenango continúa con la normativa para no permitir la instalación de ventas sobre la 4a. Calle entre 18 y 20 avenida de la zona 1.

En un inicio se realizó la propuesta a los comerciantes para instalarse en tres áreas habilitadas para que ellos pudieran vender pero estos últimos no estuvieron de acuerdo con los espacios donde se pretendía reubicarlos. Uno de los espacios se ubicaba frente a la iglesia El Calvario, otro a un costado (sobre la 20 avenida, camino empedrado que va hacia el Hospital Rodolfo Robles).

Según argumentaron los comerciantes ya es tradición que ellos se instalen sobre la 4a. Calle, la municipalidad optó por no habilitar ese espacio con el objetivo de dar fluidez vehicular y no obstaculizar el paso peatonal.

Hasta la noche de este miércoles no se tenía ningún tipo de autorización para que los vendedores se pudieran colocar; Abastos y Mercados solicitó el apoyo de Gobernación Departamental para que agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) acompañen a agentes de la Policía Municipal (PM) en los operativos que se realicen para evitar la instalación de ventas.

Los vendedores que no respeten la restricción, serán apercibidos y de no hacer caso los productos serán consignados.