Por Carlos González |

Vendedores de pirotecnia mostraron este martes su descontento ante la decisión del Concejo Municipal de Quetzaltenango de trasladarlos al Centro Intercultural, zona 3.

Explicaron que ellos cumplen, entre un 90 y 100 por ciento, con las normas de seguridad que las autoridades les solicitan.

Los comerciantes aseguran que no deben de ser trasladados a otro lugar y que la comuna altense hizo mal al autorizar el cambio.

Los comerciantes indicaron que se reunirán hoy para definir acciones que competen para evitar el traslado.

A %d blogueros les gusta esto: