El embajador en Estados Unidos del gobierno interino de Venezuela, Carlos Vecchio, convocó para la tarde del jueves en la embajada en Washington a venezolanos exiliados, a través de varios mensajes en la red social Twitter en los que aseguró que fueron sacados de la sede los activistas de Code Pink que están del lado del presidente en disputa Nicolás Maduro.

Los activistas ocuparon la sede diplomática durante un mes, pese al reclamo de exiliados y acciones de la policía local, así como la oposición del gobierno de Estados Unidos que instaban a que dejaran la instalación.

«En este momento los cuerpos de seguridad revisan todo el edificio para asegurar todos los detalles de seguridad antes de poder tomar control del mismo», dijo Vecchio en Twitter.

El grupo Code Pink confirmó en un mensaje en Twitter que cuatro activistas fueron arrestados el jueves: «¡Han arrestado a cuatro protectores de la embajada!», dijo en un mensaje Ann Wright, ex diplomática del departamento de Estado. La Voz de América se encuentra en las afueras del inmueble en Washington, pero todavían no han visto salir a los activistas de Code Pink.

El embajador del gobierno en disputa de Venezuela ante la ONU, Samuel Moncada, reiteró el llamado al diálogo a EE.UU. y advirtió que las acciones violatorias del derecho internacional sobre la sede diplomática de su país en Washington, pueden sentar un «grave precedente».

«Lo que sucede en la embajada en Washington es el retrato de lo que sucede en Venezuela: bloqueo de alimentos y medicinas, amenazas de uso de la fuerza, cortes de luz y agua para lograr una rendición», indicó Moncada en conferencia de prensa en la sede de la ONU en Nueva York el miércoles.

Con información de La Voz de América