El papa Francisco aceptó la renuncia del obispo Richard J. Malone de Buffalo, Nueva York, quien ha estado en el centro de una crisis de abuso sexual en su diócesis, dijo el miércoles el Vaticano.

El Vaticano indicó que Francisco había designado al obispo de Albany, Edward B. Scharfenberger, para administrar la diócesis de Buffalo hasta que se pueda nombrar un nuevo obispo.

Malone, de 73 años, quien ha estado bajo presión para renunciar durante años, renunciará dos años antes de la fecha normal de jubilación para los obispos.

Malone, quien se reunió con el Papa el mes pasado, ha sido acusado de encubrir o manejar mal el abuso de docenas de menores por parte de sacerdotes en su diócesis.

Negó las acusaciones y hasta hace poco dijo que no renunciaría antes.

En septiembre, una encuesta realizada por el periódico local, The Buffalo News, mostró que alrededor del 85% de los católicos en el área dijeron que debería renunciar.

Con información de La Voz de América