El presidente Donald Trump volvió a presionar el martes a los líderes demócratas en el Congreso para que le entreguen los fondos con los que espera levantar el muro fronterizo con México cuando se cumplen 25 días del cierre parcial del gobierno, pero esta vez aludió a la nueva caravana de migrantes que avanza rumbo a Estados Unidos.

La alusión de Trump a la nueva caravana sigue a reportes que indicaron que este martes migrantes hondureños saldrían en la madrugada rumbo a la frontera con de México con Estados Unidos.

EL 25 por ciento del gobierno está paralizado desde el 22 de diciembre pasado y unos 800.000 empleados federales no reciben sus salarios, una situación que se agrava en la medida en que demócratas y republicanos apenas avanzan en la búsqueda de soluciones que pongan fin al estancamiento.

Trump quiere unos 5,700 millones de dólares para construir el muro pero los demócratas insisten en que no es necesario y han criticado la estructura.

«Una gran caravana nueva se dirige a nuestra frontera sur desde Honduras. Dígale a Nancy (Pelosi) y Chuck (Schumer) que un dron que vuela alrededor no los detendrá. Sólo un muro funcionará. ¡Solo un muro o barrera de acero mantendrá a nuestro país a salvo! ¡Deja de jugar juegos políticos y termina el cierre!», escribió Trump en su cuenta en Twitter el martes.

Trump envió el martes otro mensaje en Twitter en que dice que las encuentas favorecen su propuesta y agregó: «Los demócratas pronto serán conocidos como el Partido del Crimen. ¡Ridículo que no quieran seguridad fronteriza!».

Además arremetió directamente a la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes: «¿Por qué a Nancy Pelosi se le paga cuando las personas que trabajan no?».

«Es el día 24 de la #TrumpShutdown. 800,000 estadounidenses están perdiendo cheques de pago. La salud y seguridad de muchos más están en peligro», indicó Pelosi el lunes.

​Trump ha reiterado en la cuarta semana del más largo cierre del gobierno en la historia de Estados Unidos que no retrocederá en su plan de contruir el muro y ha mantenido que podría declarar el estado de emergencia nacional aunque hasta ahora no ha ocurrido.

«Tengo el derecho legal absoluto para declarar una emergencia nacional pero no lo estoy buscando hacerlo porque es demasiado simple, los demócratas deberían decir ‘queremos seguridad fronteriza, tenemos que construir un muro'», dijo Trump a reporteros recientemente.

Los demócratas rechazan la medida. El legislador de Maryland, Anthony Brown ha dicho: «El uso de esta autoridad, como el despliegue de nuestras tropas en la frontera es irresposable, innecesario y equivocado. Señor presidente, no tenemos una crisis en la frontera, tenemos una crisis en la Oficina Oval».

En su cuenta en Twitter, Brown aludió al dilema de los empleados federales que trabajan sin salario o están en licencia obligatoria: «La gente no trabaja para el gobierno por grandes cheques de pago o beneficios llamativos. Trabajan aquí por un deseo de servir (…) No deben ser tomados como rehenes a cambio de promesas absurdas de campaña».

Con información de La Voz de América