Por Shirlie Rodríguez |

Tres mujeres enfrentan debate en el Tribunal Segundo de Sentencia Penal de Quetzaltenango por el delito de extorsión. Las sindicadas tienen libertad por medidas sustitutivas.

Las acusadas son las hermanas Anselma Marina y Claudia Lorena Carreto Cayax y Rocío Ivonne Rodenas de León.

Según la acusación del Ministerio Público (MP), en el 2016 recibieron denuncias de víctimas de extorsiones a quienes les exigían Q150 mil, a través de llamadas intimidatorias.

El ente investigador indica que los delincuentes amenazaban con dañar a familiares de la víctima.

Según las investigaciones, esta estructura criminal dedicada a las extorsiones, tenía a personas específicas que entregaban anónimos con amenazas a la víctima y la llamaban para indicarle que debía seguir las indicaciones y depositar el dinero en las cuentas bancarias de las tres sindicadas.

La víctima inició las negociaciones con los delincuentes y pactaron un pago menor al exigido y correspondía a Q10 mil, pero los extorsionistas dijeron que era muy poco y acordaron pagar Q35 mil.

En ese momento, los extorsionistas le dieron instrucciones de depositar el dinero en las tres cuentas bancarias, y en base a las asesorías de los agentes de investigación, la víctima depositó Q200 en cada cuenta y así dieron el seguimiento y arresto de las mujeres.