Con información de Shirlie Rodríguez. 

Quetzaltenango. El alcalde Luis Grijalva llega al Tribunal Segundo de Sentencia Penal, a declarar en un proceso de antejuicio en su contra.

Esto, por una denuncia de la Contraloría General de Cuentas (CGC) sobre la inscripción del concejal Roberto Soto, quien aseguran que fue contratista del Estado y que no era posible su inscripción.

El juez, Oscar Alvarado, es el pesquisidor en este caso y debe recibir a la parte denunciante y denunciada para que realizar un expediente en donde haga la recomendación necesaria a los magistrados de la Sala Quinta de Apelaciones y definir si le retiran o no la inmunidad.

Este caso se dio a conocer, luego de una auditoria que realizó la CGC y que trasladó la denuncia al Ministerio Público (MP), en donde se definió que la denuncia era en contra del jefe edil.

Grijalva declara que se presentaron los documentos para dar a conocer el caso ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

A %d blogueros les gusta esto: