El proyecto de Ley de Estatus de Protección Temporal, o TPS, para los venezolanos no obtuvo los votos necesarios para su aprobación en la sesión de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos.

Presentado bajo modalidad de «suspensión», un proceso que busca la aprobación sin hacer cambios al borrador, el proyecto necesitaba dos tercios de la cámara, es decir, 282 votos. El «sí» para la protección de los venezolanos en EE.UU. logró 269 votos; mientras que el «no» 154.

La representante por el estado de Florida Donna Shalala indicó a la Voz de América que todos los demócratas votaron a favor, pues apoyan al presidente encargado Juan Guaidó y a los venezolanos. “Los republicanos lo mataron”, agregó, refiriéndose al proyecto de ley.

“Iremos a (la Comisión de) Normas (de la Cámara de Representantes). Yo estoy en (la Comisión de) Normas. Voy a (la Comisión de) Normas (…) y volveremos y forzaremos los votos. Tenemos los votos. Tenemos muchos votos”, detalló Shalala sobre los siguientes pasos.

En la declaración que la representante publicó tras el revés, aseguró que “los venezolanos no pueden seguir esperando en la retórica vacía de esta administración. Espero trabajar para aprobar este proyecto de ley en el orden regular”.

El Estatus de Protección Temporal le permite a los migrantes de determinados países que pasan por desastres, guerras o «condiciones extraordinarias” residir y trabajar en EE.UU. El estatus es revisado cada cierto tiempo y es revocado cuando el gobierno considera que es seguro para esas personas regresar a sus países.

En el caso venezolano, en mayo, dos proyectos de ley bipartidista fueron aprobados por comisiones tanto de la Cámara de Representantes como del Senado. Los proyectos deben ser aprobados en el pleno de ambas Cámaras y luego ser firmados por Trump para que entren en vigencia.

En una carta dirigida al senador demócrata por Illinois Dick Durbin enviada este mes, el director en funciones del Servicio de Ciudadanía e Inmigración, (USCIS, por sus siglas en inglés), Ken Cuccinelli, afirmó que la administración del presidente Donald Trump continúa monitoreando la situación de Venezuela y que, además del TPS, existen otras medidas migratorias de alivio disponible para los venezolanos afectados por la crisis económica, política y social que atraviesa el país.

Por su parte, en entrevista con la VOA, el enviado especial de EE.UU. para Venezuela, Elliot Abrams, afirmó, que «ninguna administración va a dar TPS» debido a desafíos legales en cortes estadounidenses.

“El problema es la ‘T’ de TPS”, afirmó, refiriéndose a la condición temporal del estatus.

El embajador del gobierno encargado de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Vecchio, lamentó la decisión de la Cámara de Representantes; sin embargo, agradeció el apoyo de todos los congresistas.

“Seguiremos trabajando opciones con el Congreso y la Administración Trump para impulsar mecanismos que permitan y garanticen la protección de todos los venezolanos en EE.UU.”, agregó.

Con información de La Voz de América