El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos emitió una advertencia de tormenta tropical y una alerta de huracán para Puerto Rico el martes por la mañana mientras la tormenta tropical Dorian continúa avanzando por el Caribe hacia la isla.

El gobierno de Barbados instó a los residentes de la isla del Caribe oriental a que sigan vigilantes el martes incluso aunque parece que la tormenta tropical Dorian causó pocos destrozos en su ruta hacia las Islas de Barlovento y Puerto Rico.

Se espera que la tormenta, que se debilitó un poco durante la noche cuando el sistema golpeó a Barbados, pase cerca, o justo al sur de Puerto Rico, el miércoles por la tarde y la noche como una fuerte tormenta tropical.

Una alerta de huracán significa que las condiciones de huracán son posibles en 48 horas y una advertencia de tormenta tropical significa que se esperan condiciones de tormenta tropical en 36 horas.

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, ha instado a los puertorriqueños a prepararse para la tormenta que se avecina y declaró el estado de emergencia para la isla el lunes.

El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. dijo que la tormenta podría arrojar entre siete y 20 centímetros de lluvia en Santa Lucía, Martinica y San Vicente.

El gobierno de Santa Lucía advirtió sobre probables inundaciones y los deslizamientos de tierra. Dijo que las personas deben evitar las zonas costeras y las pequeñas embarcaciones deben permanecer en el puerto.

La tormenta podría amenazar a los Estados Unidos continentales para el sábado.

Con información de La Voz de América