Por Carlos González |

Este jueves, integrantes del Sindicato de Trabajadores de la Municipalidad de Quetzaltenango suspendieron labores y se concentraron en la comuna para exigir un aumento salarial.

Los empleados indicaron que de no recibir una respuesta positiva a su exigencia, el paro de labores lo extenderán hasta la próxima semana.

Exigen un aumento salarial de Q300 para cada empleado (1 mil trabajadores) lo que suma Q300 mil. 

Para hoy se espera que el Concejo Municipal y representantes del sindicato inicien el diálogo y afecten a la población.

El miércoles reciente, los empleados empezaron con sus acciones y el alcalde de Xela, Luis Grijalva, dijo que temía acudir a la asamblea y que no es posible el aumento porque la comuna no tiene los fondos necesarios.

La Municipalidad de Quetzaltenango, por medio de un comunicado de prensa, informó que la recolección de basura este jueves será irregular.