Por Oswaldo Cop |

Por segundo día consecutivo, buses de la Ruta 11, que viaja de Xela a San José Chiquilajá, no laboran, luego de ataque armado en la Cuesta Blanca, zona 3 de Quetzaltenango.

La medida de los transportistas es porque el martes reciente delincuentes asesinaron al conductor de la citada ruta, Wilmar Mauricio Bámaca Vásquez, de 18 años, originario de Colomba Costa Cuca, Quetzaltenango.

Bámaca Vásquez cubría las vacaciones de uno de los pilotos. Él murió en el Hospital Regional de Occidente (HRO) al presentar tres perforaciones de bala.

En los microbuses que prestan este jueves el servicio se observan rótulos donde se especifica que el pasaje es de Q1.50.

Hasta el momento no se tiene una fecha en que los pilotos de la Ruta 11 reiniciarán labores, porque temen que aumenten los ataques armados por parte de extorsionistas.

A %d blogueros les gusta esto: