Por Carlos González |

Con motivo de los 50 años de fundación de la Asociación de Médicos Escritores de Guatemala, se brindó un homenaje póstumo al fundador, el médico Werner Ovalle López.

En la actividad se presentó la antología poética: «Elogio al cincuentenario» que contiene poemas inéditos de Ovalle López. Además la Asociación Médica Quetzalteca reconoció la trayectoria de tres médicos destacados como parte del Decimocuarto Congreso Regional de Médicos.

Ovalle López, originario de Salcajá, Quetzaltenango, fue un médico generoso y humanitario, un poeta de gran valor que conquistó diversos galardones. Se graduó en el Instituto Normal para Varones de Occidente (INVO) y a los 20 años empezó a consagrarse como un poeta.

El nieto de Ovalle Lopez, Werner Cardenas Ovalle, presenta la musicalización que está haciendo de los poemas de su abuelo, entre ellos, “Padre nuestro maíz”.

“El doctor Werner Ovalle López cambió el bisturí por una pluma”, dice un fragmento de un texto que dio lectura la actual miembro de la Asociación de Médicos Escritores de Guatemala, Ariadna Amir Cifuentes Sosa.

El médico y poeta Ovalle López ganó el primer lugar de los Juegos Florales Centroamericanos, en 1950, por tercera vez, con la obra “Los poemas de la búsqueda”, convirtiéndose en maestro en el Gay Saber y en ese año el gobierno le da la distinción de la Orden del Quetzal.

Un año antes de fallecer, en 1969, invitó a varios médicos para reunir a escritores y poetas de Guatemala para crear la primera Asociación de Médicos Escritores de Guatemala.