Por Carlos González |

La Municipalidad de Quetzaltenango invirtió Q14 mil 400 para la compra de 18 cepos, los cuales se utilizarán a partir del próximo en vehículos que estén estacionados en áreas prohibidas.

“Lamentamos mucho poner cepos, no deberíamos hacerlo, pero hay muchos lugares en la ciudad que están señalizados, pero no son respetados”, explicó el alcalde de Quetzaltenango, Luis Grijalva.

Las autoridades por el momento esperan la modificación al Reglamento de Tránsito para que los ciudadanos puedan conocer cómo será el mecanismo de pago.

El jefe de la Policía Municipal de Tránsito de Quetzaltenango (PMTQ), Diego Meckler, explica que los cepos serán instalados por diez agentes y se dará un máximo de 3 horas para que los usuarios puedan pagar la multa para el retiro del cepo, de lo contrario se trasladará el vehículo al predio de municipal.

A %d blogueros les gusta esto: