Por Shirlie Rodríguez |

Este lunes se presentó al Juzgado de Femicidio de Quetzaltenango el exjugador de Xelajú MC, Israel Silva Matos de Souza, quien tenía pendiente una orden de captura por el delito de violencia contra la mujer en su manifestación física.

La denuncia indica que la exesposa del futbolista fue agredida, el 5 de marzo de 2013, y que fue Silva quien le exigió que le entregada Q15 mil y que en la negativa de la supuesta víctima, Silva la golpeó, provocandole heridas en uno de los brazos.

Durante la audiencia el Ministerio Público (MP) dio a conocer los hechos que le sindicaban a Silva y se le dio la oportundad de declarar al sindicado y en su relato mencionó que era falsa la acusación que su exconviviente hacía, porque él estuvo en concentración con el Xelajú MC, porque tenían un juego programado contra Monterrey por la Liga de Campeones de Concacaf.

La víctima también declaró que no era la única vez que ella fue agredida, porque por problemas financieros tenían contantes peleas y por lo tanto decidió denunciar al deportista.

El juez, Plácido Gómez, del Juzgado de Femicidio, indicó que existían inconsistencias en cuanto a la fecha y hora que aparecen en la denuncia, porque refiere que la mujer había sido agredida alrededor de las 15 horas, pero según algunos indicios presentados por la defensa, Silva en ese horario, se encontraba en concentración con el equipo. También se indicó que existían deficiencias en la investigación de la fiscalía del MP, por ello, se declaró falta de mérito en el caso.