Con información de Henry Popá.

Quetzaltenango. Servicios Ambientales de la municipalidad, refiere que no existe dependencia encargada para el levantamiento de cadáveres de perros muertos en la vía pública. A inicios de semana fueron encontrados siete perros muertos en la zona 10 y constantemente se observan en diferentes calles.

Además no hay coordinación con el Área de Salud. En la mayoría de casos, los perros son atropellados por vehículos, algunos mueren de hambre o enfermedad y en otros son envenenados. Los cadáveres expuestos no son convenientes para el medio ambiente y ornato de la ciudad.

En algunas oportunidades, empleados municipales de limpieza son los que levantan a los perros fallecidos y luego los trasladan en camiones recolectores de basura para luego dejarlos en el Basurero Municipal. Proceso que se cumple sin el equipo y cuidado apropiado.

A %d blogueros les gusta esto: