Profesionales salvadoreños se reinventan en medio de la pandemia

Jul 29, 2020 | Actualidad, Internacionales, Noticias, Portada | 0 Comentarios

El coronavirus no solo ha llevado al cierre de muchas empresas en El Salvador y obligado a otras a recortar personal y presupuesto, también ha permitido la restructuración e implementación de servicios o mecanismos de adaptación a los cambios y ha sacado a relucir la iniciativa y el ingenio de los profesionales más osados.

Ese es el caso del Dr. Mario Enrique Sáenz, presidente de Sáenz & Asociados, quien ha buscado una forma de reinventarse y ofrecer servicios innovadores a sus clientes en plena pandemia, apostando por la creación de un Departamento Económico-Financiero dentro de su bufete de abogados y con el cual pretende seguir impulsando la inversión tanto nacional como extranjera para El Salvador.

Sáenz, quien por muchos años ha prestado sus servicios a diferentes empresas a nivel de toda Centroamérica dice que en El Salvador no hay ningún otro bufete que tenga un departamento especializado en el área de economía y finanzas.

Según el abogado, es en estos tiempos especialmente donde es importante el orden jurídico para generar confianza, “existen leyes y reglamentos que garantizan la protección de las inversiones, nosotros buscamos brindarles seguridad jurídica y económica a los inversionistas para generar un clima de inversión atractivo”. Y ¿cómo lo hará? Por medio de la asesoría especializada.

Ante cualquier déficit o nueva inversión el consejo profesional que evite correr los menores riesgos posibles es clave: Sáenz ofrece asesorías que van desde el análisis social, económico y político del país (PEST), hasta el acompañamiento en las negociaciones de vehículos de inversión y obtención de créditos.

Los servicios ofrecidos  están dirigidos a todo tipo de empresas, incluyendo la pequeña y mediana empresa, quienes desde su punto de vista necesitarán algo parecido a una hoja de ruta a largo plazo, para lograr la sostenibilidad antes, durante y después de la pandemia.

Si del cielo te caen limones…

Atrás quedaron los días cuando Francisco Rodríguez, director creativo de “Active Communication”, empresa que ofrece servicios de comunicaciones integradas, se reunía con su equipo de trabajo para realizar lluvias de ideas y montar grandes eventos.

De un día para otro se vio sumergido en una realidad distinta donde el teletrabajo y el contacto personal ya no era permitido. Viviendo una nueva normalidad, con un volumen de trabajo de solo el 30% al acostumbrado, con su equipo notablemente disminuido y en jornadas de medio tiempo decidió implementar un nuevo plan de acción que les permitiera seguir a flote.

En medio de la crisis -explica Rodríguez- “hubo que invertir en ciertas herramientas de teletrabajo para el equipo”, esto fue el primer paso para el cambio. Luego de que muchos proyectos se congelaron, cancelaron o las estrategias ya no eran aplicables al contexto actual, surgió la idea de ofrecerle a los clientes “herramientas de comunicación exclusivas para la bioseguridad”, explicó Rodríguez.

Entre ellas destacan unos videos de bioseguridad que se les ofrece a sus clientes a precios accesibles, estos videos explican las medidas que los empleados deben tomar para evitar el contagio del nuevo coronavirus dentro de la empresa o en el hogar.

“Son plantillas preelaboradas las cuales solo les tienes que poner el logo de tu empresa”, afirma Rodríguez quien también explica están a precios accesibles y disponibles de ver en su sitio web. “Sabemos que las empresas no pueden gastar mucho, pero es muy importante que comuniquen los temas”, expone.

Active Communication también está iniciando una nueva línea de negocios “eCommerce” para vender entrenamientos en el área de la comunicación, concebida como una academia digital para otros emprendedores en comunicaciones y mercadeo.

Medicina por el medio más conveniente

Mujeres de todas las edades se han sumado a usar la tecnología para sus consultas ginecológicas. Para las que la visita con su obstetra es impostergable encuentran en el consultorio de la Dra. Aleida Marroquín Parducci, Ginecóloga Obstetra, un lugar que cumple con todas las medidas sanitarias para que su salud esté protegida.

La profesional explica que uno de los cambios generados por la pandemia ha sido las consultas por cualquier plataforma digital, ella es flexible con sus pacientes y ha dado consultas por WhatsApp, Google Meeting, Zoom o por la vía que a ellas les convenga: “La verdad le pregunto a la paciente cómo se siente más cómoda”, apunta.

La Dra. Marroquín explica que no es cien por ciento viable brindar todos sus servicios por teleconferencia, el momento del parto por ejemplo es algo que necesita la presencia constante de un equipo completo. Tampoco es viable el tapabocas para la paciente, ya que con toda la adrenalina por el cuerpo y con la necesidad de gritar o pujar, es casi imposible que la mujer que está en labor pueda mantenerla.

Pero la paciente está segura de que su médico está con todo el equipo de bioseguridad necesario, dice la Dra. Marroquín y explica que el COVID-19 ha venido a complicar mucho el momento del alumbramiento.

Marroquín afirma que cuando se puede y el caso lo amerita hace un “manejo sindrómico” basándose en los síntomas y en algunos casos las pacientes la apoyan enviando fotos de sus lesiones.

¿Qué quiere decir esto? Esta doctora explica que es una respuesta innovadora al problema del diagnóstico de enfermedades infecciosas. Ahorra tiempo y permite que el paciente comience el tratamiento de manera más oportuna ordenando una sola prueba para todos los microorganismos sospechosos de causar una enfermedad.

Otra de las medidas que la profesional tuvo que tomar es un nuevo local aislado de otras clínicas, originalmente dentro del local donde estaba su consultorio había “un internista, un intensivista, un neumólogo, pero ellos están viendo pacientes con coronavirus. Al principio intentamos alternar los días, pero no fue viable porque mis pacientes necesitan estar alejadas de cualquier enfermedad infectocontagiosa”.

Además aquellos pacientes que van a consulta a la clínica tienen espaciadas sus citas cada dos horas para no tener a nadie en la sala de espera y la Dra. Marroquín está promoviendo entre sus pacientes la educación para la salud, reforzando las recomendaciones de higiene, del manejo y uso del equipo (máscara y guantes).

 «Un guante por ejemplo puede ser para protegerte, pero si no es usado correctamente puede ser un vehículo de contaminación”, finaliza.

Con información de Lenny Castro / La Voz de América

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *