Por Shirlie Rodríguez |

El artista quetzalteco, José Molina Salazar, desarrolló una intervención artística llamada “Confrontación”, en la cual utilizó a personas alcohólicas en situación de calle.

El artista menciona que las personas alcohólicas fueron contratadas para llevar un cartel en la espalda con preguntas, entre ellas, ¿Crees que esto es arte?, ¿Crees que ser artista es una profesión real?

«Usamos a personas alcohólicas para hacer un choque en la población, porque estas personas son excluídas de la sociedad por su condición y también les pedimos que usaran los carteles en la espalda porque es una forma que se ha utilizado en la actualidad y es una crítica directa, porque es una clase de trabajo que ha surgido con el capitalismo y no es digno», menciona el artista.

Según Molina, con esta experiencia se buscó hacer conciencia sobre el trabajo del artista, porque en la sociedad no es tomado como una profesión real y por eso se requiere de hacer conciencia.

El trabajo se puede observar, a través de las redes sociales, de José Molina Salazar para conocer más de sus intervenciones y trabajos.