El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo que habló por teléfono el miércoles con Donald Trump sobre la sobre la posibilidad de crear un programa conjunto de desarrollo y creación de empleo para México y América Central.

López Obrador asumió la presidencia recientemente en medio de la grave crisis generada por las caravanas de unos 7 mil migrantes centroamericanos que llegaron a la ciudad fronteriza de Tijuana y esperan asilo para ingresar a Estados Unidos.

La Casa Blanca no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario solicitado por la agencia Reuters. El presidente Trump tampoco aludió en su cuenta en Twitter a la conversación hasta el momento de redactar esta nota.

Los miles de migrantes que siguen en hacinados refugios y campamentos en Tijuana a la espera de un turno con las autoridades migratorias estadounidenses, alegan que huyen de la pobreza y la violencia sufrida en países como Honduras, El Salvador y Guatemala.

El mandatario mexicano ha exhortado a Washington a que participe en un esfuerzo para destinar unos 20 mil millones de dólares a inversiones públicas y privadas en América Central con el fin de crear empleos, de forma que los habitantes de esa región no tengan que emigrar.

La agencia de noticias The Associated Press citó a la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, quien aseguró que el gobierno mexicano impedirá la entrada sin autorización por su frontera con Guatemala, aunque no dijo cómo planea lograr esa difícil tarea.

Sánchez Cordero comentó sin dar detalles que el gobierno de López Obrador pondrá fin a los cruces ilegales a través del río Suchiate, que delimita gran parte de la frontera entre México y Guatemala.

«En el sur solamente va a haber una entrada, en el puente», dijo. «Cualquiera que quiera entrar ilegalmente le vamos a decir, ‘fórmate en la cola y vas a entrar a nuestro país».

A fines de octubre, las autoridades mexicanas intentaron sin éxito de impedir el paso de una de las caravanas de migrantes a través del río, colocando policías, personal del ejército, un helicóptero y botes, pero los migrantes cruzaron de todas formas.

El nuevo gobierno ha movilizado material y equipo para mejorar las condiciones del albergue para migrantes en Tijuana, pero los problemas continúan porque los centroamericanos están frustrados debido a la lentitud de las autoridades estadounidenses para procesar sus peticiones de asilo.

México busca promover la campaña de «Navidad en tu casa» para motivar a muchos de los migrantes a regresar a sus países de origen para las fiestas navideñas.

El presidente Trump ha reiterado su promesa de campaña de construir un muro fronterizo, incluso después de que México ha repetido su rechazo a su exigencia de que pague por ese multimillonario proyecto.

López Obrador pretende desalentar la migración a partir del crecimiento económico.

Con información de La Voz de América