Por Shirlie Rodríguez |

Klaree Montoya Vásquez enfrentó un proceso judicial en el Tribunal Primero de Sentencia Penal de Quetzaltenango. Era acusada del delito de uso de equipo terminal móvil en centros de privacion de libertad.

Según el juez a cargo del proceso, no se encontraron los indicios suficientes, a través de las pruebas presentadas, para determinar que el celular estaba en el lugar en donde ella dormía, por ello, fue absuelta.

El Ministerio Público (MP) acusó a Montoya de tener un celular en el lugar donde dormía dentro de prisión, pues estaba recluída en el Preventivo para Mujeres de San Marcos, el cual es anexo al de Quetzaltenango.

Según la acusación, las autoridades de la Policía Nacional Civil (PNC) y del MP desarrollaron requisas en diversas cárceles a nivel nacional, incluyendo el Preventivo de San Marcos. En ese momento se hicieron las revisiones en la prisión, pero en el lugar en donde Montoya dormía, encontraron un celular dentro de un calcetín y procedieron a detenerla.

A pesar de que fue absuelta, la mujer debe permanecer en prisión por otro proceso judicial por el que está en prisión.

A %d blogueros les gusta esto: