Por Oswaldo Cop |

Wilmar Mauricio Bámaca Vásquez, de 18 años, originario de Colomba Costa Cuca, Quetzaltenango, cubría las vacaciones de uno de los pilotos de la Ruta 11 y nunca imaginó que sería víctima de la delincuencia.

Bámaca Vásquez conducía el martes reciente el bus C-176BLW, en la 4a calle y avenida Jesús Castillo, zona 3 de Xela, sector Cuesta Blanca, cuando un sicario, quien iba como pasajero, le disparó en tres ocasiones.

El joven conductor perdió el control de la unidad y se estrelló contra un poste. Fue trasladado por Bomberos Voluntarios de la Quinta Compañía al Hospital Regional de Occidente (HRO).

El infome médico indica que el joven piloto murió a las 14.42 horas y tenía tres impactos de bala, uno de ellos en la mandíbula.

A %d blogueros les gusta esto: