El expresidente de Perú Alan García fue internado de emergencia el miércoles en un hospital luego de dispararse cuando policías ingresaron a su casa para arrestarlo dentro de la investigación por el esquema de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

García fue llevado de inmediato al hospital local Casimiro Ulloa, ubicado en Lima.

Un comunicado del Ministerio de Salud de Perú indicó que: «El expresidente Alan García Pérez ingresó al hospital de Emergencias José Casimiro Ulloa del Ministerio de Salud a las 6:45 a.m. con diagnóstico de impacto de bala, entrada y salida, en la cabeza. En estos momentos el paciente se encuentra en la sala de operaciones de dicho hospital desde las 7:10 a.m. Informamos que su estado es delicado y pronóstico reservado».

“La situación del expresidente es delicada. En este momento está siendo operado, rogamos a Dios que le dé fortaleza”, dijo a periodistas el abogado del expresidente, Erasmo Reyna.

El canal de televisión local América TV difundió imágenes de la llegada al hospital de dos de los hijos de García, quien gobernó dos veces el país, entre 1995 y 1990 y entre 2006 y 2011.

García, de 69 años, está siendo investigado en relación con Odebrecht. La empresa brasileña desató el mayor escándalo de corrupción en América Latina tras admitir públicamente en 2016 que ganó contratos de obras en la región con pago de sobornos.

El año pasado, García solicitó asilo político a Uruguay tras una orden judicial que le prohibió salir del país para evitar que huyera u obstruyera la pesquisa, pero Montevideo rechazó la solicitud de asilo.

Con información de La Voz de América

A %d blogueros les gusta esto: