Por Shirlie Rodríguez |

Esta semana finalizaron las diligencias del proceso de antejuicio en contra del alcalde de Salcajá, Quetzaltenango, Miguel Ovalle.

La jueza pesquisidora fue Perla Nowel, del Tribunal Segundo de Sentencia Penal de Quetzaltenango.

De acuerdo a la resolución de Nowel, existen indicios de posibles delitos cometidos por el funcionario. El informe será enviado a la Sala Quinta de Apelaciones que decidirá si le mantiene o retira la inmunidad.

El alcalde es acusado de los delitos de abuso de autoridad, usurpación, incumplimiento de deberes y tráfico de influencias y la denuncia es por la disputa de la propiedad de un pozo para agua, en la zona 4 de Salcajá, entre vecinos y la comuna.