Los legisladores demócratas votaron abrumadoramente el miércoles para nominar a la congresista de California Nancy Pelosi como líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos por segunda vez.

La congresista demócrata de mayor rango confía en la victoria cuando se enfrente a una votación en el pleno de la Cámara el 3 de enero.

«¿Hay disidentes? Sí. Pero espero tener una fuerte votación a medida que avancemos», dijo.

Pocas personas, si las hay, cuestionan la experiencia, el conocimiento o la habilidad política de Pelosi, de 78 años. Pero muchos creen que es hora de traer nuevos líderes jóvenes con ideas nuevas. El analista político Larry Sabato, del Center for Politics, de la Universidad de Virginia, es uno de ellos.

«Cuando miras el liderazgo del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes, parece el comité de coordinación de un asilo de ancianos», dijo Sabato. «Todos están cerca de los 80. ¿Dónde está la generación más joven de demócratas? Porque no van a llevar a los demócratas a regresar al poder con un equipo de liderazgo como ese», indicó.

Cuando los demócratas se conviertan en la mayoría de la Cámara el próximo año, se espera que impulsen la investigación del presidente Donald Trump, incluida su campaña presidencial, sus negocios y sus declaraciones de impuestos. Pelosi presidirá estos esfuerzos.

El presidente de la Cámara de Representantes es el tercer político de mayor rango en Estados Unidos después del presidente y el vicepresidente. Pelosi, que estuvo en el cargo, es la mujer política de más alto rango en la historia de Estados Unidos.

Con información de La Voz de América

A %d blogueros les gusta esto: