Por Erick Colop

En una visita al Preventivo para Mujeres, en la zona 1 de Quetzaltenango, la procuradora adjunta de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Claudia Maselli, confirma que existe hacinamiento en la cárcel, además que hay reclusas que duermen en el suelo usando colchonetas.

“La señora rectora nos confirmó que alrededor de 8 personas tienen que dormir en el suelo usando colchonetas”, dice Maselli.

La sobrepoblación en la cárcel, según las autoridades, es porque están recluidas mujeres que enfrentan procesos en San Marcos. En el preventivo hay 93 reclusas de casos en Quetzaltenango y 13 de San Marcos.

En fecha reciente, el viceministro de Seguridad visitó esta cárcel y mencionó que el espacio era suficiente, pero que estaba mal utilizado.