Con información de Shirlie Rodríguez.

Quetzaltenango. Tras verificación de delegados de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en el Hospital Regional de Occidente (HRO), destaca en el informe que familiares se mantienen en las afueras de la emergencia sin un espacio con condiciones para esperar noticias de los pacientes.

Karla García, de la entidad, explica que las personas en el lugar no quisieron denunciar estas condiciones. Observaron al menos a 70 personas durmiendo o descansando en el suelo y solo algunos cubiertos por una galera improvisada.

Solicitaron al guardia que dejara ingresar a una menor de edad y a dos ancianos. Pero estos no accedieron a ingresar, describen en el informe.

Confirman que abrirán un expediente relacionado al caso.