Nicaragua: pacientes de VIH temen por sus vidas ante la falta de medidas en plena pandemia

Jun 11, 2020 | Actualidad, Internacionales, Noticias, Portada | 0 Comentarios

Arely Cano es probablemente uno de los rostros más visibles en Nicaragua por su lucha a favor de los derechos humanos de las personas con VIH, el virus que causa el sida.

De temple inquebrantable, segura de sí misma, y con firmeza, no duda en denunciar la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran mujeres, hombres y niños que han sido diagnosticados con VIH en el país, sobre todo en el actual contexto de la emergencia sanitaria por la COVID-19.

Desde que fue diagnosticada con VIH hace 23 años, Cano se integró al activismo y actualmente forma parte de la Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/SIDA (ICW).

En una conversación con la Voz de América, Cano asegura que la situación que viven estas personas en Nicaragua es similar al resto de ciudadanos que han tomado medidas preventivas por sí mismas para evitar el contagio del nuevo coronavirus ante la falta de normas gubernamentales.

“Estamos muy preocupadas por la situación actual del país; no hay un protocolo que tome en cuenta las necesidades y prioridades de las personas con VIH pese a que somos una población de mayor vulnerabilidad”, dice Cano.

La activista denuncia que, aunado a la falta de medidas de las autoridades sanitarias, hay escasez de forma constante de ciertos antirretrovirales en los hospitales públicos de Managua, medicamentos que son indispensables para los pacientes con VIH.

“Todavía no se regula el desabastecimiento de los medicamentos; hay unos medicamentos que están y otros no”, denuncia Cano, quien menciona que los antirretrovirales que escasean con frecuencia son el Ritonavir y el Tenofovir.

“Ahora mismo no se puede dejar sin el medicamento a estas personas”, agrega.

Por otro lado, comenta que una persona con VIH que toma su medicina a tiempo, su carga viral llega a niveles indetectables del virus y es menos propensa a morir de una enfermedad como el COVID-19.

“Pero si esta persona no se toma los medicamentos como debe ser su carga viral aumenta y queda vulnerable al COVID-19”, advierte.

Temor a los hospitales

Un paciente con VIH reveló bajo el anonimato a la VOA que vive con mucho temor al asistir a los hospitales públicos para recoger mensualmente sus retrovirales, los cuales están únicamente en manos del Ministerio de Salud de Nicaragua.

“La última vez que llegué a mi consulta general del mes para validar exámenes de rutina me dijeron que si me sentía mal o presentaba síntomas de COVID-19 tenía que ir a medicina interna, como cualquier otro paciente”, lamentó.

Añadió que pese al COVID-19 la atención médica la sigue recibiendo en la misma clínica donde ha sido atendido meses atrás.

“Nos atienden con el mismo horario, se ve poca afluencia de mis compañeros, pero es porque la mayoría van en otra hora o mandan algún familiar para que le retiren los retrovirales”, relató.

Por esta razón Cano pide a las autoridades sanitarias que las personas con VIH recojan sus medicinas cada dos meses para aminorar el nivel de exposición de este sector. Además, sugiere que deben darse consultas escalonadas para evitar la aglomeración en los centros hospitalarios.

“El gobierno debería hacer programas sociales para estas personas con VIH, pero no están creando condiciones incluso para la población general, menos para estos pacientes”, dijo.

Miles vulnerables

Según datos oficiales del Ministerio de Salud, desde que se detectó el primer caso de VIH en Nicaragua, en 1987, se han reportado al menos 14.309 infecciones hasta 2019, cifras que se mantienen rezagadas, según Arely Cano.

“Lo preocupante del VIH es que mientras no tengamos estadísticas claras, podemos estar en una epidemia oculta. No tenemos datos estadísticos claros, y personas que no saben su diagnóstico también están en riesgo ante esta pandemia”, dice Cano.

Por su parte el infectólogo Carlos Quant, que durante años ha dado asistencia a personas con VIH, comentó que ciertamente algunos pacientes tienen alteración en su inmunidad y esto los puede poner en un riesgo mayor.

Quant aclara el nivel de riesgo de un paciente con VIH tiene que ver si está tomando el tratamiento adecuado y permanente.

“Si no está tomando su tratamiento y si es un paciente de reciente diagnóstico y no está en terapia antirretroviral, es muy probable que tenga complicaciones”, dice el experto a la VOA.

Gobierno de Nicaragua afirma cumplir con personas con VIH

Por su parte, las autoridades nicaragüenses han señalado que cumplen con la entrega de antirretrovirales a personas con VIH y destacan una supuesta mejoría y atención a estos pacientes.

Enrique Beteta, presidente de la Comisión Nicaragüense del Sida (Conisida) ha dicho que el gobierno del presidente Daniel Ortega ha venido entregando gratuitamente medicamentos retrovirales a las personas con dicha enfermedad, sin embargo, no se ha referido al contexto actual del nuevo coronavirus.

Con información de Houston Castillo Vado / La Voz de América

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *