Nicaragua: Oposición busca cerrar filas para vencer a Ortega en elecciones del 2021

Jun 26, 2020 | Actualidad, Internacionales, Noticias, Portada | 0 Comentarios

Tras meses de polémicas y discusiones internas, finalmente un grupo de organizaciones opositoras y partidos políticos en Nicaragua firmaron este jueves unos estatutos que regirán a la agrupación llamada Coalición Nacional, que pretende vencer al presidente Daniel Ortega en los comicios presidenciales de 2021.

Esta Coalición Nacional está conformada por al menos ocho organizaciones, dentro de ellos la patronal nicaragüense, estudiantes, campesinos, partidos políticos y movimientos de izquierda.

La agrupación fue presentada a inicios de este año, con la esperanza de que se unieran más sectores para ganar en las urnas al gobierno de Ortega, señalado durante su última gestión de haber cometido crímenes de lesa humanidad durante protestas antigubernamentales en abril de 2018. Ortega lleva más de 13 años en el poder en Nicaragua.

Sin embargo, este jueves se mantuvieron las ocho organizaciones, que firmaron el documento en un acto público.

Los estatutos indican que con la aprobación del Comité Nacional, a la coalición se podrán incorporar organizaciones de la sociedad civil con presencia nacional, así como partidos políticos con personalidad jurídica.

Asimismo establece que los firmantes de las organizaciones adscritas a la Coalición Nacional discutirán y resolverán en consenso un único mecanismo de aprobación para asuntos fundamentales, como un plan de gobierno, la constitución de una alianza electoral en la cual correrían en futuros comicios, y reformas electorales consensuadas.

La firma de los acuerdos se dio en medio de renuncias de miembros de una de las organizaciones de mayor peso en Nicaragua, la Alianza Cívica, que inicialmente pedían postergar el evento alegando que reflexionaría los estatutos.

“Es normal diferencias”

Antes de la firma de los estatutos, diversos miembros de las organizaciones dieron sus comentarios sobre el proceso de unidad, que avanza lentamente, según sus detractores.

“Esto es un proceso de unidad, una semilla que tenemos que cuidar, que cultivar, expresó Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica.

“Estamos contentos de estar acá como Alianza Cívica. Los estatutos son como la Constitución Política de la Coalición Nacional. No queda cerrada, ni los mismos estatutos quedan cerrados, porque es algo que nosotros como Alianza Cívica pedimos en estos últimos días que quedarán abiertos a ser reformados, para incluir algunos temas que para nosotros son importantes”, agregó.

Por su parte Alexa Zamora, miembro de la organización Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), dijo que las diferencias entre las agrupaciones es algo normal en un proceso de unidad.

“Es normal en un proceso de que se den estas diferencias en los puntos de vista. Estos procesos cuestan un poco que se consoliden y esto no quiere decir que haya una fractura. Lo que quiere decir es que hemos sacado la tarea de juntar ocho organizaciones de diferentes naturalezas y nos logramos juntar y dialogar”, indicó.

Deben unirse más sectores

El analista político Eliseo Núñez manifestó a la Voz de América que uno de los retos que tiene la Coalición Nacional es ampliarse con más sectores, como otros movimientos juveniles y asociaciones de víctimas que surgieron a raíz de las protestas de abril de 2018.

También aseguró que el gobierno del presidente Daniel Ortega hizo todo lo posible para romper esta Coalición Nacional.

“El siguiente paso que veo es que viene represión. Si no hay división hay represión”, dice Núñez.

Sacerdotes piden unidad

Horas antes de la firma de estatutos, el Obispo Auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, quien se encuentra en Roma, hizo un llamado a que surgieran líderes que dejen a un lado los egoísmos y las burocracias.

“Urgen líderes políticos que, liberados de egoísmos y burocracias, sientan el dolor de la gente. Urgen líderes que hablen al pueblo con la verdad y con afecto para darle esperanza. Urgen líderes dedicados a que el pueblo sufra menos, o no sufra más, e incluso que vuelva a sonreír”, escribió Báez en su cuenta de Twitter.

El padre Edwin Román, otro sacerdote nicaragüense que se ha ganado el respaldo popular por su postura crítica al presidente Daniel Ortega, también pidió a la oposición poner a un lado sus intereses.

“Tomen con seriedad y compromiso la lucha cívica que ha venido desarrollando este pueblo que sufre”, dijo el sacerdote.

Producto de la división entre las organizaciones políticas y los conflictos internos, la popularidad de la oposición ha decaído en su aceptación.

Según la más reciente encuesta de Cid Gallup el apoyo total de la oposición es de apenas el 12%.

El excanciller de la República, Francisco Aguirre Sacasa, considera que el actual proceso de unidad se da en un contexto frágil.

“Hace meses yo manifesté que hacía falta un espíritu de unidad en la oposición nicaragüense (…) dejar de un lado las agendas personales y la mezquindad”, enfatizó Sacasa.

Con información de Houston Castillo Vado / La Voz de América

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *