El gobierno de Nicaragua detalló las medidas de atención y prevención ante el coronavirus, entre las que indican que el país no establecerá ningún tipo de cuarentena y que de presentarse casos con sintomatología relacionada a la enfermedad, deberán ser remitidos a una unidad de salud cercana para su estudio y seguimiento.

En un comunicado de prensa, las autoridades de salud nicaragüenses expresaron que incluso, las personas provenientes de países con riesgo de transmisión, y sin sintomatología, no tendrán ninguna restricción en su movilidad y desplazamiento en el país.

«Nicaragua no ha establecido, ni establecerá, ningún tipo de cuarentena», dijo a medios la asesora presidencial para temas de salud, Sonia Castro.

El doctor Javier Núñez, de la Unidad Médica Nicaragüense, dijo a la Voz de América que estas medidas, en un país subdesarrollado, exponen a la población porque Nicaragua no tiene un sistema público capacitado para abordar una crisis como la del coronavirus.

“Estos países tercermundistas que no tienen un sistema de salud óptimo, no están en las mejores condiciones para contrarrestar esta epidemia que se está dando”, señala Núñez.

Dijo que de confirmarse un primer caso de coronavirus en Nicaragua, estas medidas deberían modificarse. “Ningún país creo que esté alegre porque se les de un primer caso de coronavirus, estas personas deberán aislarse”.

Por su parte, el epidemiólogo y fundador del Ministerio de Salud Leonel Argüello explicó que es importante que desde ya la población nicaragüense a nivel individual, familiar y comunitario se esté preparando ante la inminente llegada del coronavirus.

“Lo primero es informarnos adecuadamente, su sintomatología es similar al de una gripe, con la aparición rápidamente de dificultad para respirar”, indicó el experto.

Argüello hizo otra recomendación: “No podemos desesperarnos ni comenzar con actitudes discriminatorias contra aquellas personas que tengan rasgos asiáticos o que estén presentando cualquier tipo de gripe. Esto no previene la enfermedad”.

Dijo que se debe evitar caer en pánico, pues es una enfermedad que se puede prevenir manteniendo los hábitos higiénicos necesarios.

Desde que se confirmó el primer caso de coronavirus en Latinoamérica, en Nicaragua se agotaron casi en su totalidad las mascarillas que se venden en las farmacias.

Con información de Houston Castillo Vado / La Voz de América