Con información de Fredy de León.

Sololá. Alicia Sicajau Ajiquichí es inhumada en presencia de familiares y amigos, en el sector de Chinimayá, municipio de Concepción, Sololá. Esta mujer fue asesinada teniendo 21 años de edad, por su esposo quien confesó el crimen y ya había enterrado por cuenta propia el cuerpo.

El asesino (su esposo) identificado como Víctor Ben Morales, guió a las autoridades hasta el lugar donde había enterrado el cuerpo en una zona boscosa del cantón Chuiquel, Sololá. Esto sucedió en octubre pasado.

El crimen habría ocurrido el 6 de agosto de 2017, cuándo Alicia salió de su vivienda para encontrarse con su esposo y se convirtió en su victimario, desde ése día desapareció.

El 24 de octubre de 2018, el cuerpo fue entregado al Ministerio Público (MP) que ordenó los exámenes periciales necesarios para la investigación, desde entonces el cuerpo estaba en poder del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) , tuvieron que pasar más de tres meses para que fuera entregado a familiares.

El cadáver fue entregado en Quetzaltenango.

Vecinos y familiares cercanos recordaron a la mujer cómo una persona tranquila y callada.

Cristina Ajiquichí madre de la víctima pidió que se haga justicia, «el hombre está vivo, come bien, esta bajo techo pero mi hija ya no regresará, pido qué se haga justicia y que el hombre pague sus actos. Fue una maldición para mi hija» dijo.

Víctor Ben Morales fue ligado a proceso por este hecho calificado como delito de femicidio, se encuentra en prisión preventiva en la Granja Penal Cantel a espera de la siguiente audiencia que será en este mes de febrero.