De acuerdo a información de la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio de Gobernación (Mingob), de enero a octubre de este año han muerto 27 elementos en cumplimiento de su deber, diez más que la cifra registrada en el 2016.

El Mingob señala que los agentes han muerto en enfrentamientos armados con delincuentes o en ataques armados directos.

Según la Subdirección General de Personal de la PNC, este año han muerto once delincuentes que se han enfrentado a las fuerzas de seguridad, cinco más que los registrados en el 2016.

El peor atentado de la historia

El ataque más sangriento en contra de la institución policial desde su fundación en 1997, fue el 13 de junio del 2013, cuando un comando armado ingresó a la subestación de Salcajá, Quetzaltenango, y mató a ocho agentes, y secuestró a un subinspector.

Los agentes fallecidos en ese ataque fueron: Amílcar Bosbelí Castillo De León, Héctor Tun Bocel, Estuardo Gabriel López, Juan García Chum, Rodolfo Herrera Solís, Omar Estuardo Tomas Mérida y Rigoberto Sales Hernández.

El subinspector César Augusto García Cortez fue secuestrado por el comando armado y más de una semana después del ataque el entonces presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina —en prisión por corrupción—, envió sus condolencias a la familia, pues hallaron dedos, vísceras, una pierna y un cráneo, los cuales eran de García.

Con información de Fernando Castellanos