El expresidente de la UEFA fue arrestado preventivamente este martes en el marco de la investigación por presunta corrupción en la concesión del Mundial 2022 a Catar. Junto al ex capitán de la selección francesa también es indagado el ex Secretario General del Elíseo y brazo derecho de Nicolas Sarkozy, Claude Guéant.

Michel Platini fue detenido preventivamente y llevado este martes a una comisaría de Nanterre, al oeste de París, en el marco de la investigación por sobre presuntos hechos de corrupción en la concesión de la Copa del Mundo a Catar en 2022, informa el sitio de investigación francés Médiapart.

El ex capitán del equipo de fútbol francés es interrogado en los locales de la Oficina Anticorrupción de la Policía Judicial (OCLCIFF), añade el portal.

Al mismo tiempo, el ex Secretario General del Elíseo, bajo la presidencia de Nicolas Sarkozy, Claude Guéant, comparece como «sospechoso libre» en el contexto de esta investigación preliminar.

Asimismo, una ex asesora Sarkozy, Sophie Dion, también fue detenida por la policía en el marco de esta investigación «sobre presuntos actos de corrupción activa y pasiva de personas que no ejercen cargos públicos», señala por su parte el vespertino Le Monde.

El ex capitán de los Bleus había reconocido haber votado por Catar en la atribución del mundial en diciembre de 2010, una elección cuestionada, entre otras cosas, por las denuncias de las condiciones laborales en el país árabe.

La justicia francesa estudia sobre todo un almuerzo celebrado el 23 de noviembre de 2010 en el Palacio del Elíseo entre el entonces presidente Nicolas Sarkozy, Michel Platini y el hoy emir de Catar, Tamim Ben Hamad Al Thani, así como de otras autoridades cataríes.

La elección de Catar, un rico país gasífero, por los miembros del comité ejecutivo de la FIFA fue uno de los desencadenantes de la grave crisis que sacude a esta institución desde 2015.

En octubre de 2015, el expresidente de la FIFA, Sepp Blatter, acusó a Francia. Según él, hubo «un acuerdo diplomático» para que los Mundiales de 2018 y 2022 tengan lugar en Rusia y Estados Unidos, pero este plan fracasó a causa de «la interferencia gubernamental de Sarkozy». Este último niega cualquier intervención.

Con información de Radio Francia Internacional