Por Shirlie Rodríguez |

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, definió toque de queda, desde el 22 de este mes, para que las personas permanezcan en sus viviendas y evitar contagio del Covid-19.

El primer día fueron arrestadas más de 500 personas en el país, solo en la cabecera de departamental de Quetzaltenango se reportaron, hoy en la madrugada, se reportaron ocho audiencias de personas que violentaron la medida.

El abogado, Jorge López, indica que la persona que violente las medidas de seguridad implementadas por la autoridad, en el tema de orden público, pueden ser sancionados con arresto de 15 a 30 días.

«Esto no es un delito, es una falta, y por eso es más leve, pero tiene sus repercusiones», dice el abogado.

Oliva indica que el detenido por no acatar la disposición del toque de queda, en el caso de Xela, será detenido por las autoridades de seguridad y trasladado al Centro Regional de Justicia, zona 6, para ser escuchado por un juez de Paz y ahí determinará la sanción, que normalmente son multas económicas, pero si no tienen el dinero, será prisión.

Las autoridades hacen el llamado para acatar las medidas y no violentar la disposición y mantenerse dentro de sus viviendas después de las 16 horas.