Por Erick Colop |

Luego del asesinato del ayudante del bus de la ruta Marquensita, identificado como Mario Josué Escobar, la empresa informó en sus cuentas de redes sociales de la suspensión del servicio, mientras se reúnen para decidir qué acciones seguirán tras el ataque armado registrado el lunes, en La Esperanza, Quetzaltenango.

Hasta ahora, según las autoridades, el ataque armado tiene relación con casos de extorsión; sin embargo, aún se investiga esta hipótesis.

Se conoce que quienes perpetraron el ataque armado fueron dos sujetos, quienes iban en motocicleta, uno de ellos simuló ser un pasajero y cuando el bus paró, en la zona 4 de La Esperanza, le disparó al ayudante y luego huyó.

La motocicleta utilizada, según datos de investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC), tiene un número de placa de un vehículo robado el lunes, en la zona 1 de Xela.