Por Oswaldo Cop |

Con el objetivo de llevar alegría a los niños que laboran en el botadero municipal de Quetzaltenango, integrantes de la Asociación Jesús Pan De Vida, organización no lucrativa, compartieron una refacción.

Los voluntarios desarrollaron la actividad el jueves, al mediodía, donde llevaron sorpresas, paches, pasteles y juguetes para compartir con los niños.

Los organizadores dijeron que el objetivo es ayudar al prójimo que lo necesita e incentivan a la población para que pueda unirse para apoyar.

Los recursos se reunieron entre los integrantes de la asociación, además del apoyo de familias quetzaltecas. Los voluntarios explican que buscan continuar con estas acciones.