Seguir de cerca el comportamiento del coronavirus es posible en El Paso, Texas, ahora que el laboratorio público de esta ciudad fronteriza recibió el autorizo de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) para evaluar muestras de posibles casos.

El Director de Epidemiología del Departamento de Salud Pública de El Paso, Fernando González, confirmó la información en entrevista con la Voz de América.

“El Centro para el control de enfermedades y las agencias estatales han confiado en nuestra capacidad para dotarnos de material y de equipo para realizar estos exámenes”, explicó González.

El laboratorio público de El Paso, es uno de los 120 laboratorios domésticos que trabajan con los Centros para el Control de enfermedades y hacen parte de un Red de Respuesta de laboratorios.

«La prueba consta de tres partes», dijo a la VOA , Darlene Tarango, gerente del Laboratorio del Departamento de Salud Pública de El Paso.

«Una vez que alguien es positivo para las tres partes, lo anunciaremos, como una presunta confirmación positiva, aunque tendrá que ser evaluada por el CDC para confirmar que la muestra es realemente un resultado positivo de COVID-19», explicó Tarango.

Aseguró la especialista que el laboratorio esta preparado para manejar estas muestras sin riesgo alguno para la comunidad.

«Las muestras se recogen de los proveedores de salud en hospitales particulares porque tiene que ser una muestra de las vías respiratorias superiores e inferiores. El CDC también cambió las reglas en cuanto a qué recolectar, incluyendo un hisopo nasofaríngeo, un hisopo faríngeo oral y una muestra de las vías respiratorias inferiores. Las pautas cambian constantemente, y tenemos que estar al tanto de eso», aseguró.

Con información de Celia Mendoza / La Voz de América