Jugar juegos de realidad virtual o relajarse en un entorno de naturaleza virtual podría ayudar a aliviar el dolor crónico, particularmente cuando los síntomas son severos, sugiere un nuevo experimento.

120 pacientes hospitalizados en el estudio habían calificado su dolor como al menos 3 de cada 10 en las últimas 24 horas. La mitad de los pacientes fueron elegidos al azar para usar auriculares con realidad virtual tres veces al día durante las siguientes 48 horas; la otra mitad sirvió como grupo de control y se les dijo que miraran programas de salud y bienestar en la televisión en sus habitaciones que incluían relajaciones guiadas, lecturas de poesía y debates sobre temas de salud.

Con la realidad virtual (VR), los pacientes informaron una disminución promedio en las puntuaciones de dolor de 1.72 puntos, en comparación con una disminución promedio de 0.46 puntos para el grupo de control.

«Descubrimos que la realidad virtual ayudó a reducir el dolor en muchos tipos de dolor: gastrointestinal, cáncer, ortopédico, neurológico, etc., y que redujo el dolor más en las personas con el dolor más intenso», dijo el Dr. Brennan Spiegel, autor principal del estudio y profesor de medicina y salud pública en el Sistema de Salud Cedars-Sinai y la Universidad de California, Los Ángeles.

Las calificaciones de dolor de 0 no representaron ningún dolor y las puntuaciones de 10 representaron el peor dolor imaginable.

Entre las personas que inicialmente calificaron su dolor al menos 7 de 10, las reducciones promedio de puntaje de dolor fueron 3.04 puntos con VR en comparación con 0.93 en el grupo de control.

Si bien el experimento no fue diseñado para probar cómo la realidad virtual ayuda a aliviar el dolor, puede funcionar de varias maneras, dijo Spiegel.

«Crea una ilusión de aceleración del tiempo, acortando efectivamente la duración de los episodios de dolor», dijo Spiegel. «Y corta señales en el brote en su origen, impidiendo que el dolor llegue al cerebro».

La tecnología de realidad virtual ha existido durante décadas, primero en importancia cuando los militares la usaron para simuladores de vuelo. El hardware más antiguo llenó toda una habitación, pero a medida que la tecnología se ha vuelto más pequeña y más barata de producir, se usa cada vez más para una variedad de propósitos médicos, incluyendo terapias de trauma y fobia, cuidado de heridas, terapia física, alivio del dolor dental y tratamiento de quemaduras.

Hoy en día, los dispositivos de realidad virtual producidos en masa pueden requerir no más que un teléfono inteligente y auriculares especiales para funcionar, y un número cada vez mayor de personas usa estos dispositivos para jugar videojuegos y realizar recorridos tridimensionales realistas de lugares que tal vez no puedan visitar en la vida real.

El objetivo del uso de la realidad virtual como herramienta de control del dolor es reducir el uso de analgésicos opioides adictivos, escribe el equipo del estudio en PLoS ONE. Sin embargo, no hubo diferencias significativas en el uso de opioides entre el grupo VR y el grupo control en el estudio.

Con información de La Voz de América

A %d blogueros les gusta esto: