Con información de Herlindo García.

Quetzaltenango. Cada 7 de diciembre en el municipio de Salcajá,  se realiza el «Desfile de Diablos».

Jóvenes lucen un atuendo o pintado de diablo, acompañado de un «chicote» o cincho, recorriendo las diferentes calles del municipio.


Durante el recorrido los pobladores retan a «los diablos» y estos deben correr, cuando los alcanzan les simulan pegar o bien les hacen cosquillas. Mientras, se escuchan frases como «Que muera ese diablo» «Ese diablo no sirve».

Según las creencias, esta es una peculiar forma de expulsar el mal.Los participantes muestran su creatividad en la elaboración de los diseños. Los colores que sobresalen son el rojo, amarillo, azul, verde y el negro.

A %d blogueros les gusta esto: