Nuevas encuestas muestran que la senadora por California y contendiente presidencial demócrata Kamala Harris está aumentando su popularidad después de su actuación en el primer debate de los candidatos demócratas la semana pasada.

Un sondeo realizado por CNN muestra a Kamala Harris subiendo al segundo lugar detrás de Joe Biden luego de los debates demócratas de la semana pasada transmitidos por NBC.

Aparentemente, Harris recibió un impulso de un momento clave en el debate cuando desafió directamente la oposición de Biden a los esfuerzos de desegregación en el transporte para las escuelas públicas en los años 70.

«También trabajaste con ellos para oponerte al transporte. Y había una niña en California que era parte de la segunda clase para integrar sus escuelas y la llevaban a la escuela todos los días. Y esa niña era yo», dijo Harris.

Biden apareció afectado por las críticas y defendió su propio historial de derechos civiles como senador y vicepresidente.

«¡Soy el tipo que extendió la Ley de Derechos de Votación por 25 años! Llegamos a un lugar donde obtuvimos 98 de los 98 votos en el Senado de los Estados Unidos. También he argumentado con mucha fuerza que, de hecho, tratamos la noción de negar a las personas el acceso a la urna», replicó Biden.

Harris ahora se ha movido al nivel más alto de contendientes que incluye a Biden, el senador por Vermont Bernie Sanders y la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren, quien también recibió un impulso en las últimas encuestas.

El analista John Fortier, del Centro de Políticas Bipartidistas, opina al respecto: «Creo que Kamala Harris realmente salió de este debate bastante bien. Joe Biden es un favorito, pero tiene mucho apoyo, tal vez, débil. La comunidad afroamericana está muy de acuerdo con Joe Biden en las encuestas de hoy. Creo que Kamala Harris realmente hizo una jugada para eso en el debate y ella sería una candidata que hablaría con ese grupo que es el 25 por ciento del electorado del Partido Demócrata».

Biden ha sido el favorito desde que entró en la competencia electoral a principios de este año. Pero ahora parece vulnerable, dice el experto Kyle Kondik.

«Y será una prueba para Biden si puede mantener su nivel de apoyo. ¿Su nivel de apoyo se basa solo en la buena voluntad genérica de los años de Obama, su mandato como vicepresidente y su identificación con el nombre? ¿O hay algo más profundo? ¿El nivel de apoyo de Biden que lo ayudará a soportar lo que vendrá? «

Las encuestas también muestran que muchos demócratas aún ven a Biden como un moderado y lo consideran como el mejor candidato para disputarle la presidencia a Trump el próximo año, dice Andra Gillespie, de la Universidad Emory.

«En lo que Biden se está apoyando es en el hecho de que hay muchos votantes primarios moderados en particular que pueden ser liberales en algunas cosas pero que no son tan liberales como, por ejemplo, que Bernie Sanders o Elizabeth Warren estarían en la elección. Podría haber un mayor nivel de comodidad con él».

El próximo debate demócrata se llevará a cabo durante dos noches a finales de este mes en Detroit, Michigan.

Con información de La Voz de América