Por Shirlie Rodríguez |

Julio Serrano Echeverría es un artista quetzalteco que ha trabajado durante varios años en la literatura, tiene libros de poesía y también de cuentos para niños, por ello, en esta edición de La Otra Cara de la Noticia nos cuenta los proyectos en los que participó este año y de su incursión en el arte cinematográfico.

Nuestras Madres fue la película en la que el artista quetzalteco participó con un papel de reparto. La cinta fue premiada en varias ocasiones en el Festival de Cannes.

«Soy el mejor amigo del protagonista en la historia y es muy chistoso, no soy actor y tampoco se me exigió ninguna carrera dramática en la película, sino más bien, ser yo mismo y entonces salí de amigote y eso se me da muy bien. Fue una experiencia muy bella», comenta Serrano, quien resalta que fue impactante pasar de escribir cuentos para niños a estar en una alfombra roja.

La película se estrenó en La Semana de la Crítica y fue una producción belga, francesa y guatemalteca y ganó el premio La Cámara de Oro. El filme trata de las desapariciones en Guatemala, de la importancia de las madres y su presencia en los hogares guatemaltecos.

Serrano menciona que, además, está trabajando en otras áreas, una de estas es el periodismo con Agencia Ocote (plataforma que genera contenidos multidisciplinarios) junto a otras compañeras, entre ellas, Alejandra Gutiérrez Valdizán, periodista quetzalteca.

La literatura infantil y proyectos del 2020

El escritor ganó una mención en el premio Centroamericano de Literatura Infantil y ahora está en proceso de publicación del libro es Dos cabezas para meter un gol, el cual trata de la relación de los huipiles en la región Ixil y una niña que quiere jugar fútbol. «No les quiero hacer spoiler del libro para que lo lean», menciona Serrano.

Para el 2020, Serrano tiene proyectos en puerta, entre ellos, la librería Sophos hará una compilación de tres de sus libros, Central América, Los Estados de la Materia y Antes del Mar, los cuales menciona que ya se publicaron por separado, pero que nacieron en conjunto desde el 2011 como uno solo y ahora se llamará Tierra, también busca el financiamiento para un cortometraje, además del trabajo que realizará en el área periodística.

El arte en Xela

Para el artista quetzalteco, Xela es un lugar de esperanza y conflicto, porque hace 20 años no existían los espacios que se están generando ahora, porque en la actualidad hay personas haciendo arte en diferentes áreas.

«Me parece que da mucha esperanza, hay mucho talento y una fuerte iniciativa de recursos propios para lograr proyectos ante la ausencia del Estado en la cultura del país. Es un gran momento para el arte en Xela, este es un centro cultural a donde llegan más artistas de la región y se están haciendo cosas muy potentes», menciona Serrano.