Con información de Carlos González.

Quetzaltenango. La misionera hondureña, Larisa Ancheta Jiménez, apareció sana y salva en la zona 7 altense. Había desaparecido el 14 de marzo en San Juan Ostuncalco.

Según versión extraoficial, hombres desconocidos que iban armados, la secuestraron en la zona 2 de esa localidad.

«La mujer ya fue localizada y para que sea revisada fue trasladada al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), el Ministerio Público ya investiga el hecho» explicó el gobernador departamental, Julio Cesar Quemé.

La mujer estuvo desaparecida 48 horas, las autoridades activaron la alerta Isabel Claudina. Hasta ahora no han confirmado si se trató de un secuestro, las investigaciones continúan.