Con información de Fredy de León.

Sololá. Pedro Álvarez Santos y Pascual Adán Simaj, señalados de incendiar un local en el municipio de Santa Cruz La Laguna, con sus propietarios que dormían en el interior, quedan en libertad. El Ministerio Público (MP no ejecutó una investigación que lograra determinar la culpabilidad de los sujetos.

El juzgador le dijo al ente investigador, que su tesis carece de elementos suficientes para determinar la responsabilidad de los procesados.

Rigoberto de León, la víctima, dijo que los pocos elementos de investigación fueron aportados por su familia y una investigación previa que realizaron agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

De León afirmó; «el MP no quería asistir al lugar el día de los hechos, decían que muy lejos y que no había combustible», afirmó. El juez dijo que la defensa técnica presentó documentos sin valor probatorio por lo que basó su sentencia en las carencias del Ministerio Público.